Profesionales del autismo

Valora este artículo

Los progenitores son los primeros en detectar que el desarrollo de su hijo/a no sigue su curso. Es en este momento cuando surgen las dudas y aumenta la preocupación acerca de qué puede estar pasando.

Comienza así un largo y arduo camino hacia la detección y el diagnóstico del Trastorno del Espectro Autista (TEA). En él, las familias se encuentran ante profesionales y recursos. Pero no siempre saben cuándo o cómo acceder a ellos.

Os traemos un post acerca de las diferentes funciones que tienen los profesionales implicados y la importancia de su labor:

¿Qué profesionales trabajan con TEA?

Pediatra y neuropediatra

Los pediátricos son los encargados de detectar dificultades en el desarrollo a través de la observación, así como de la recogida de información sobre las preocupaciones de los padres

Será el responsable de derivar a atención especializada con el propósito de realizar una evaluación exhaustiva, un diagnóstico precoz y una intervención temprana.

De manera que, el proceso diagnóstico es iniciado por el neuropediatra, llevando a cabo los estudios genéticos y neurológicos pertinentes.

 A partir de entonces, las evaluaciones son normalmente llevadas a cabo por un equipo multidisciplinar formado por: neuropediatras, psiquiatras, psicólogos, entre otros.

En resumen, esta evaluación deberá estar conformada: primero, por la observación directa de la conducta del niño; segundo, por  pruebas específicas sensibles al diagnóstico de TEA.

Asimismo, resulta imprescindible atender al niño, a la familia y al resto del entorno, con el propósito de dar respuesta a las necesidades que se presentan.

Por esta razón, hay diferentes profesionales que están implicados en este proceso:

Psicólogos

El psicólogo, al tener formación específica en diagnóstico, tratamiento y orientación son varias las funciones que puede desempeñar:

  • Evaluar las habilidades cognitivas, de conducta, emocionales y académicas, para establecer un plan terapéutico adaptado a las necesidades del niño y sus diferentes entornos.
  • Abordar procesos psicológicos básicos como teoría de la mente, emociones y atención.
  • Llevar a cabo programas de modificación de conductas disfuncionales y/o disruptivas.

Asimismo, el asesoramiento y acompañamiento emocional hacia los miembros del sistema familiar resulta fundamental para mejorar su calidad de vida.

psicólogos, profesionales, autismo, TEA, tratamiento del autismo, personas con autismo, diagnostico,

Si quieres ampliar los conocimientos sobre por qué es importante el papel de los psicólogos en la intervención del TEA, te aconsejamos leer nuestro anterior post.

Logopedas

El lenguaje es una de las áreas que suelen verse afectadas en las personas con TEA.

Según el nivel de afectación, los logopedas pueden ayudar a tener un mejor control sobre el lenguaje oral (pronunciación, entonación y comprensión de intenciones en los demás). 

Por otra parte, aquellos que se encuentren en una fase preverbal, pueden establecer un sistema de comunicación alternativo o aumentativo (pictogramas, signos o comunicadores digitales) para ofrecer a la personas vías de comunicación que le faciliten su relación con el entorno. 

Maestros

El papel de los maestros es fundamental para el desarrollo óptimo de los niños con TEA, pues los centros educativos son entornos naturales de interacción básicos para los niños y adolescentes.

profesionales del autismo, TEA, autismo, tratamiento del autismo, diagnostico, niños con autismo, persona autista

Además, ellos son los encargados de enseñar las competencias curriculares adaptándolas, si fuese necesario, a las individualidades de cada persona.

Terapeutas ocupacionales

Las dificultades en el procesamiento sensorial característico en muchas de las personas con TEA, ya sea por hipersensibilidad o hiposensibilidad a determinados estímulos, repercuten de forma directa en el aprendizaje y la interacción con los demás.

autismo, TEA, profesionales del autismo, diagnostico, tratamiento del autismo, niños con autismo, personas con autismo

Algunas de las preocupaciones de las familias son que las personas con TEA saltan constantemente, se miran las manos fijamente o se lleva todo tipo de objetos a la boca. 

Estas conductas no dejan de ser estrategias autorreguladoras que utilizan para mantener su equilibrio sensorial.

Las labores de los expertos en integración sensorial serán:

  • Conocer el perfil sensorial de nuestros hijos
  • Proporcionar las herramientas necesarias y funcionales para que aprendan a autorregularse. 
  • Aprender a realizar las actividades de la vida diaria de forma autónoma.

Fisioterapeutas / psicomotricistas

Desde edades tempranas se observan conductas atípicas como andar de puntillas, pobre control del tronco a la hora de sentarse o rigidez de las extremidades.

Así, la mejora de los aspectos motores por parte de los profesionales especializados, favorecerá su autonomía y coordinación motora.

Por todos estos aspectos señalados, desde auTICmo, defendemos la necesidad de equipos multidisciplinares conformados por varios profesionales que tengan formación y experiencia en la intervención de personas con TEA con el propósito de trabajar en objetivos comunes que sean beneficiosos para el desarrollo de la persona, su familia y su comunidad.

Por ello, en nuestro equipo mantenemos reuniones de coordinación con los distintos profesionales y entidades en las que participan nuestros niños y niñas.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *