ROBÓTICA Y AUTISMO ¿Son reales sus beneficios?

Valora este artículo

Congresos de referencia nacional e internacional que han tenido lugar recientemente como el Xpatient, Healthio, o el ya conocido Mobile World Congress, no han dudado en sumar a su oferta de innovación en el área de salud, una temática cada día más recurrente: Robótica para el autismo. Ante el incremento en la actualidad de los recursos existentes en robótica y autismo, os traemos un artículo donde hablamos de sus beneficios y posibilidades.

Cuando hablamos de robótica y autismo, partimos del entendimiento de que existe un gran abanico de enfoques, usos y métodos de intervención tanto para profesionales, familias o las propias personas con autismo. Podemos encontrar robótica accesible para trabajar habilidades sociales, apoyo educativo, asistencia a la autonomía e incluso la posibilidad de aprender a programar dichos robots entre muchas otras opciones existentes. Se ofrecen herramientas específicas y otras para un uso generalizado, precios económicos y precios elevados así como una gran diversidad de apariencias. Un sinfín de opciones ante las cuales, recomendamos comenzar por determinar el objetivo de uso. Que la influencia de la tecnología en el desarrollo humano evoluciona por momentos, no es ningún secreto. Nuestro objetivo ante este contexto, no es otro que el de proporcionar nuevos recursos que faciliten el conocimiento y evolución de todo un sector. ¿Cómo?a través de pequeñas dosis de información, siempre contrastada y con evidencias.

¿Por qué ayuda la robótica a personas con Trastorno del Espectro Autista? Beneficios de la robótica en el autismo

Dentro de las diversas opciones de uso, en nuestra opinión, cabe diferenciar principalmente tanto la funcionalidad como el entorno de uso. Es decir, no es lo mismo que un niño pequeño utilice un robot con forma de dinosaurio o perro para trabajar habilidades sociales o de interacción, que un robot humanoide que preste apoyo virtual y visual a la autonomía o el aprendizaje de patrones y formatos de programación de robótica. Por esto mismo, hemos de tener en cuenta si se va a utilizar en la escuela, en una sesión de terapia específica, en el hogar o en cualquier otro entorno.

Antes de continuar, queremos hacer énfasis una vez más en que de forma intrínseca, se han de tener siempre en cuenta tanto las capacidades como necesidades del usuario.  Teniendo en cuenta todo lo anterior, algunos de los principales beneficios del uso de robótica en el autismo que podemos encontrar son:

  • Desarrollo cognitivo
  • Aprendizaje de emociones y habilidades sociales
  • Comprensión de instrucciones e intencionalidad
  • Interacción con el entorno y la familia
  • Desarrollo de habilidades académicas
  • Apoyo a la autonomía a través de apoyos visuales,auditivos y algunos, físicos
  • Desarrollo de habilidades de digitales
  • autismo, robotica y autismo, robotica para niños,NAO,

Robótica en educación

Muchos son los centros educativos que se valen de los robots para ayudar a niños con autismo u otras dificultades en el aprendizaje. Actualmente se encuentran disponibles multitud de investigaciones y evidencias científicas que avalan todos los beneficios anteriormente mencionados a través de estudios clínicos y casos prácticos. Al final del artículo podrá encontrar diferentes referencias bibliográficas si desea ampliar información al respecto.

Otra de las principales áreas que abordaremos más adelante en posteriores artículos, es el uso de robótica para el diagnóstico de autismo, un nuevo campo sobre el que hemos encontrado diferentes experiencias y casos de estudio. Como esta temática es muy amplia, hemos querido traeros hoy una primera parte.

¿Hay investigaciones que acrediten sus beneficios y usos?

Tal y como mencionamos al final del párrafo anterior, la creación de recursos relacionados con el ámbito de robótica y autismo no surge de la nada. Existen multitud de instituciones y equipos de investigación en todo el mundo.  Especializados en cómo la robótica (en sus diferentes tipologías) puede beneficiar al desarrollo de personas con TEA, son muchos los que estudian este impacto, tanto en áreas específicas como de forma integral.

En 1976 Weir y Emmanuel llevaron a cabo estudio de un niño con autismo de 7 años utilizando un robot tortuga. El niño era retraído, evitaba el contacto visual y no interactuaba con otros niños u adultos. La tortuga podía ser instruida a moverse en cualquier dirección sobre el suelo y tenía un rotulador permitía la realización de dibujos. Durante siete sesiones de una hora repartidas a lo largo de seis semanas, el niño fue grabado mientras manipulaba el robot tortuga por medio de un teclado simplificado y bajo la supervisión de un adulto-facilitador.

Weir y Emmanuel observaron que, aparte de volverse más expresivo a medida que transcurrían las sesiones, el niño empezó a verbalizar sus pensamientos espontáneamente (relacionados con la tarea), y a identificarse con la tortuga, Ej.: después de pulsar el botón de “Rotulador Arriba”, se señaló al ombligo y se puso en pie. También observaron que el niño alternaba entre dos modos de comportamiento que denominaron “alumno pasivo”, caracterizado por la falta de contacto visual, una voz aguda y falta de actividad espontánea, y “emocionalmente implicado”, que describen como con iniciativa y comportamiento espontáneo.

Otro estudio llevado a cabo por, Robins, Dautenhahn, Boekhorst y Billard en el año 2005 exploraba las interacciones robot-humano y humano-humano utilizando un pequeño muñeco robot. Cuatro niños de entre 5 y 10 años participaron en una serie de experimentos a lo largo de varios meses. El robot ofrecía dos tipos de acción y movimiento: como un “muñeco bailarín”, moviendo las diferentes partes del cuerpo al ritmo de la música, y como “marioneta” controlada por el facilitador o profesor desde un ordenador.

Las primeras sesiones trabajaron con el modo de muñeco bailarín para atraer la atención del niño, a continuación seguían con aspectos relacionados con imitación y finalmente la interacción. El análisis de las grabaciones de vídeo mostró un aumento en la interacción social básica, tanto con el robot como con los adultos presentes.

También se sumó a la experiencia de investigación en robótica y autismo el Laboratorio de Robótica de Investigación de la USC, que, co-liderado por Maja Mataric encontraron una vez más que los niños con autismo exhiben inesperados comportamientos sociales,  como iniciar el juego, imitar el robot e incluso mostrar empatía a lo largo del desarrollo de las sesiones del estudio.

Los investigadores aseguran que para ayudar a los niños con autismo, es necesario desarrollar intervenciones nuevas y más efectivas”, dijo Debra Dunn, director de extensión del Centro para la Investigación del Autismo en el Hospital de Niños de Filadelfia. Algunos niños con trastornos del espectro autista tienen una afinidad por la tecnología y de las máquinas y puede ser especialmente comprometidos en esta terapia.”

La investigación de rastreo ocular ha demostrado recientemente que los niños con autismo prefieren mirar objetos en lugar de rostros humanos. Tienen dificultad para comprender las expresiones faciales e incluso a veces el reconocimiento de la identidad de una persona.

Otro de los más recientes que podemos encontrar fue llevado a cabo por la Universidad Nacional de Singapur y recogido por la revista MIT Technology Review, donde concluyeron que uno de los principales beneficios que ofrecían los robots en las intervenciones con niños es que estos presentaban una gran facilidad en la interacción con ellos. Esto es debido a que los androides, se pueden programar para repetir tareas o adaptarse a las necesidades concretas de cada uno. Además, resultan amistosos para la mayoría de usuarios con autismo, como venimos mencionando a lo largo del artículo. (Teniendo siempre en cuenta que no se puede generalizar a todo el espectro y que cada persona e intereses, pueden ser diferentes).

Además de los estudios y entidades implicadas mencionados anteriormente,existen multitud de investigaciones más acerca de esta temática. 

¿Qué tipos de robots para niños hay? ¿Son diferentes para adultos?

La oferta de robótica para el autismo o para la asistencia al ser humano en general, es cada día más amplia. Siguiendo todo lo comentado anteriormente acerca de sus beneficios y posibilidades, os traemos algunos ejemplos de robots que hemos analizado.

Robots con apariencia animal

Este tipo de robots es uno de los más comunes que podemos encontrar, sobre todo en el ámbito de las habilidades sociales e interacción. De diferentes formas, tamaños y características, encontramos desde dinosaurios, patos, perros, tortugas y focas entre los más reconocidos. A continuación os traemos las tendencias más actuales que hemos identificado y evaluado.

Teksta – Perro electrónico de reconocimiento de Voz

autismo, robotica para niños autismo, robotica para niños, autista robotica para niños, autista,

Teksta, es un perro robot que responde interactuando a la voz, el tacto y a los gestos de la mano. Camina, se sienta y da volteretas hacia atrás, mueve la cabeza, la cola y las orejas y expresa sus emociones a través de sus ojos. Incluye dos accesorios: una pelota y un hueso. Conocimos este simpático robot a través de la familia de un niño con autismo de 6 años en Barcelona y la verdad, nos sorprendió gratamente con sus múltiples posibilidades de interacción con el niño y el entorno. Es emocionalmente inteligente: llora si le dejas mucho tiempo solo y por la noche cae dormido después de un largo día de juegos. Sus ojos te indicarán qué estado emocional tiene en cada momento. Además mueve la colita, las orejas y puede interactuar con otros robots Teksta. Incluye wireless con el que se pueden programar fácilmente las acciones que queremos que la mascota realice, a través de su app gratuita Teska disponible para IOS y Android. Si tienes que hacer un regalo,este robot nos parece una herramienta estupenda para crear nuevos espacios de interacción en familia. Si te interesa obtener más información de cómo utilizar este robot para niños con autismo en casa, no dudes en escribirnos y resolveremos todas tus dudas. Pinchando en las imágenes del robot o en cualquiera de los enlaces al final de la página, puedes adquirir tu robot directamente a través de Amazon.

Mascota robot conejo

tecnologia y autismo, robotica para niños, robotica para niños, autismo, niños autista, autismo, robotica para niños

Esta sencilla mascota es recomendable para iniciar la interacción en niños pequeños. De forma atractiva, este simpático conejo viene acompañado con accesorios para su interacción. Responde al contacto, cuando le dan de comer o utilizas algún objeto de juego, moviendo los ojos y la nariz y desplazándose hacia otros lugares cercanos. Esto nos permite trabajar instrucciones receptivas, intención comunicativa o emisión de verbalizaciones entre muchas otras posibilidades. La empresa Tech Pets, ofrece Build, una herramienta que permite personalizar el diseño y apariencia de nuestro robot, eligiendo entre una amplia gama de simpáticos animales como conejo, unicornio o dinosaurio.

Rock- Perro Robot

robotica para niños, robotica y autismo, auticmo robotica para niños, perro robot, autista,

Recargable mediante USB, este robot con forma de perro es similar al Teksta Robot del que hablábamos anteriormente. Algo, inferior en precio nos ofrece una mascota que responde a la interacción con el hueso que trae y a diferentes movimientos. Expresa sus emociones a través de los ojos, lo que fomenta el reconocimiento y abstracción de emociones en diversos entornos lúdicos. Recomendado para niños de 3 años en adelante, este robot resulta muy práctico para convertirse en el nuevo amigo de los más pequeños de la casa, incluso nos permite fomentar la interacción entre hermanos y otros miembros de la familia.

Buddy Perro Robot

autismo, mascota robot, robotica y autismo emociones y autismo, autismo, emociones, robotica para niños

Buddy es la mascota inteligente ideal para niños, así la definen sus creadores y algunos de sus múltiples usuarios en su web. Esta mascota baila, canta y hace shows divertidos. Sus ojos se iluminan a través de luces LED y muestras diferentes expresiones.

Se puede programar para que enseñe los números y las letras, gatea, se tira gases y se queda dormido. Una de las mascotas robots más naturalizadas y a un precio muy razonable en relación a la calidad si lo comparamos con otras opciones similares del mercado.

Incluye un mando a pilas que permite controlar el robot a distancia y su batería interna es recargable. Al igual que los anteriores nos permite trabajar con niños con autismo la comprensión de instrucciones receptivas, intención comunicativa, verbalizaciones, comprensión de emociones y abstracción entre muchas otras posibilidades. Hasta el momento, Buddy nos ha resultado uno de los robots más interesantes para niños o jóvenes con Trastorno del Espectro Autista, dentro de la oferta existente en la actualidad.

Robots con apariencia humanoide y otras apariencias no específicas

SGILE Robot recargable

autismo, autista, robotica para niños, habilidades sociales y autismo, robotica y autismo,trastorno del espectro autista, autista

A continuación vamos a hablar de robots con formas humanoides, otras formas y programación de robótica infantil. Comenzamos con el robot recargable SGILE, que con su sensor de movimiento,puede seguir el gesto de la mano en cualquier dirección. La tecnología de sensor de movimiento también permite a este robot, a alejarse de obstáculos para evitar posibles colisiones.

Presenta un diseño bonito y atractivo, los pies del robot cuentan con ruedas integradas para auto – balanceo dinámico, ágil y rápida, maniobras. El robot está equipado con luces LED que iluminan los ojos, sonidos y música, así como la capacidad de contar historias, y es incluso capaz de mostrar un conjunto de acciones introducidas previamente por el usuario.

  • DOS MODOS DE MOVIMIENTO: Caminar y deslizarse con el modo de conducción de cuatro direcciones, avanzar, retroceder, girar a la derecha, girar a la izquierda. Los brazos flexibles pueden hacer diferentes posturas de acción. Los pies del robot presentan ruedas integradas para el autoequilibrio dinámico y maniobras rápidas y ágiles.
  • MATERIALES ECOLÓGICOS: Hecho de alta calidad, plástico de ABS no tóxico para la salud seguridad y resistencia al desgaste, a la garantía de años de juego emocionante. El robot cuenta con bordes redondeados y suaves curvas para eliminar posibles lesiones.
  • BATERIAS RECARGABLE: Este robot alimentado por USB, incorpora batería recargable, el tiempo de juego es de aproximadamente 60 minutos con una carga completa de 120 minutos.

Este tipo de robots de apariencia diferente a los clásicos animales y con un aspecto menos infantil, nos resulta muy útil cuando queremos trabajar instrucciones de mayor complejidad, tanto de interacción como de programación del robot. Gracias a sus diferentes opciones, podemos adaptarlo a necesidades tanto de niños pequeños como pre-adolescentes, recordamos una vez más la importancia de adaptar las actividades del día a día, de este modo tendremos experiencias mucho más exitosas. En tiempos de ocio libre, dentro de contextos de terapia, en juego semi-pautado con la familia…un sinfín de posibilidades en una única herramienta.

HBUD Robot interactivo con control táctil

robotica para niños, autismo, robotica y autismo, auticmo, autista, robotica educativa, robotica para niños, autismo y tecnologia,

Este robot de diseño original, habla mensajes grabados y avanza, retrocede, gira en el sentido de las agujas del reloj y en sentido antihorario con el control remoto inalámbrico incluido. Brinda horas de diversión y educación que ofrecen a los niños experiencias con robótica y tecnología avanzada. Simplemente se toca la parte superior de la cabeza del robot para activar acciones específicas. También permite controlar mediante comandos de voz y con palmadas, grabados previamente de forma sencilla.

Con canciones musicales preprogramadas, también tiene una bandeja adjunta para entregar bebidas, refrigerios y otros artículos pequeños. ¡Podrás tener un asistente personal de robot!

Además de todo lo anteriormente mencionado, en la cabeza del robot de encuentra situada una ranura. Gracias a ella se pueden introducir monedas dentro del robot, y trabajar también conceptos relacionados con el dinero o el ahorro. Retire las monedas a través del cajón de enganche ubicado dentro de la cabeza. Cuenta con un procesador inteligente de 2,4 GHz, está muy bien hecho, con buen diseño y construido en materiales resistentes.

Dentro de toda la oferta de robots humanoides y otros tipos de robóticas enfocadas a la programación, existen multitud de recursos disponibles que queremos traremos muy pronto. Si te interesa esta temática no dudes en escribirnos con tus comentarios o dudas específicas y muy pronto os traeremos información actualizada en robótica para el autismo con nuevos recursos.

Si te ha parecido útil este artículo no dudes en seguirnos y compartirlo en tus redes sociales. Te invitamos a seguir navegando por nuestro blog para estar al tanto de muchos otros temas relacionados ¡Hasta muy pronto!

 

En el próximo artículo de robótica y autismo…

  • ¿Cómo puedo trabajar las habilidades sociales con un robot? ¿Qué otras áreas se pueden trabajar?
  • Aprendizaje de programación y robótica para niños con autismo
  • Tipos de robótica y software de aprendizaje más utilizados
  • Habilidades digitales y talento en personas con trastorno del espectro autista

También te pueden interesar los siguientes artículos

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *